elefante

Elefantes y ratones

Es bien conocido que en el mundo salvaje el animal grande se come al pequeño y débil. Pero en el mundo empresarial las cosas no son siempre así.

El mundo empresarial está lleno de retos, desarrollar habilidades para adelantarse a los problemas y estar preparados para enfrentarlos de la mejor manera cuando lleguen, puede hacer la diferencia entre una empresa de éxito y una que no lo es.

Cuando eres una empresa elefante (empresa grande), adaptarse a los cambios bruscos del mercado suele ser más difícil, puesto que por su tamaño, como el elefante, moverse con rapidez no es posible, no con la rapidez que si lo haría una empresa ratón. La burocracia de la empresa grande ralentiza la adaptabilidad y esta es una magnífica oportunidad para quienes tienen pequeñas empresas.

sun tzu

Como dice Sun Tzu, el conocido general que nunca perdió una batalla, escribió en su  libro El Arte de La Guerra, que solo se debe ir a la batalla cuando se tiene la oportunidad de ganar, cuando se tiene una ventaja. Luchar contra un ejército mucho más poderoso sin tener esa ventaja es un suicidio. En el caso planteado las empresas ratón (pequeñas empresas), pueden moverse mejor en las crisis, por ejemplo, el simple hecho de tomar una decisión de manera más rápida, le da el beneficio de poder atender un problema circunstancial con rapidez. Decidir hacer una compra de insumos a un precio determinado y con condiciones no tradicionales puede ser algo traumático y muy lento para una empresa grande, se necesita cubrir una serie de requisitos y cumplir con unas formalidades, en cambio en una empresa pequeña la historia es muy diferente.

Esa decisión puede hacer la diferencia en un momento determinado y hacer que la empresa pequeña comience a apropiarse del terreno de la grande, porque esta última no puede atender a las necesidades del mercado en condiciones tan volátiles. Un ajuste en los precios, en la calidad, en el tamaño o en la distribución, puede cambiar las reglas del juego. La empresa elefante tendrá que perder peso en algunas decisiones y descentralizarlas para poder palear tales situaciones, aun así la ventaja la tiene la empresa ratón.

Las empresas pequeñas pueden incluso aprovechar esas coyunturas para penetrar con nuevos productos y hacerlo de forma agresiva, porque en ese momento quienes tenían el control del mercado no pueden reaccionar con la rapidez que amerita el caso. Saber detectar esos momentos de la verdad en los mercados resulta de vital importancia para escalar en el difícil mundo de los negocios.

seleccion

Lo importante para los pequeños es entender bien el mercado, optimizar sus costes y productividad, apuntar a segmentos más específicos, porque allí serán más fuertes y eso los hará ganar una mejor posición. No se trata de una oportunidad para sacar al grande del mercado, más bien es un asunto de especializarse y explotar una ventaja con la que ese elefante jamás podrá competir. ¿Será por eso que los ratones se espantan cuando ven a un ratón? ¿Ahora crees que hay alguna razón para ello?