ola gigante

Mantente sobre la Ola

Llevar una empresa adelante requiere de muchas cosas y muchas de ellas están asociadas a la juventud.

Cuando se es joven se mira más al objetivo que al cómo lograrlo y eso es algo que les pasa a la mayoría de los emprendedores, están cargados de ganas, asumen los riesgos y se lanzan detrás de su idea con todo.

La pasión es buena; pero solo con eso no se llega muy lejos. En casi todo el mundo la cifra de emprendimientos que fracasan está entre el 75 y el 90% y eso ocurre en el período de un año o dos a lo sumo, las que siguen en el juego continúan hasta el año 5 y solo muy pocas llegan a los 10. Hay que imaginar el dinero que se pierde y lo que eso trae consigo a quienes apuestan todo a ese emprendimiento.

hombre meditando

Tener fe, formación profesional o tener el dinero no es suficiente. Una empresa requiere de una variedad de conocimientos, que juntos son los que conducirán al empresario por un largo camino de éxitos. Mucho escuchamos la expresión: “tener éxito no es cosa sencilla; pero mucho menos sencillo es poder mantenerlo y hacerlo por largo tiempo”.

La innovación es la piedra filosofal que mantendrá la buena salud del negocio, como cuando se es un joven sano. Y vaya que los jóvenes son innovadores, esas ganas de querer cambiarlo todo es más común cuando se tiene esa edad; aunque es sabio poder mantener ese espíritu que tiene más que ver con la actitud para enfrentar las cosas que con la edad, por eso vemos a personas muy adultas que mantienen esa energía innovadora, es algo que se aprende, se entrena, no es un talento divino como muchos creen. Requiere disciplina y sacrificio.

empresario

Cuando se ve a alguien de la tercera edad con una movilidad excepcional, se aprecia como algo anormal. Pero la verdad es que es algo que se logra haciendo ejercicio, con buena alimentación, descansando adecuadamente, y… ¿No es eso disfrutar de la vida? Haber sido un atleta de alta competencia no te garantiza llegar a una avanzada edad con tal bienestar, eso no es suficiente.

Hay personas que creen que con una buena cantidad de dinero es suficiente para alcanzar el éxito, en cambio otros creen que es con ideas geniales, otros creen que con mucho trabajo, todos se equivocan. Es un poco de cada cosa hecha adecuadamente, eso es lo que garantiza un futuro de éxito sostenible; pero ni siquiera eso puede llegar a ser suficiente, porque incluso haciéndolo todo bien, el mercado nos tiene reservadas siempre sorpresas y algunas pueden llegar a ser muy desagradables. De la misma manera que un joven pudiera pensar que su salud es fuerte y que nada le pasará, una empresa fuerte puede hacer lo mismo, como el infortunio o la enfermedad puede golpear hasta el joven más fuerte, los cambios en el mercado pueden hacer lo mismo con una empresa.

No importa lo fuerte que estén tus balances contables, las cosas pueden cambiar y de seguro lo harán, la forma de enfrentarlo es adaptándose, siendo flexibles sin perder el rumbo. Busca a los mejores profesionales y mantente sobre la ola la mayor cantidad de tiempo que puedas, cierto es que en algún momento todo acabará, solo trata de que para llegar allí pase mucho tiempo.